¡PARAR EL GENOCIDA ASALTO DE ISRAEL CONTRA GAZA!

Los gobernantes de Israel están cometiendo masivos crímenes de guerra en Gaza. Dicen que están “combatiendo al terrorismo”, pero de hecho están librando una guerra contra la población palestina en su conjunto en Gaza. Desde el 8 de julio, Israel ha matado a más de 1.800 personas allí, en su mayoría civiles, mujeres y niños. Y los imperialistas están patrocinando estos crímenes. ¡Hay que DETENER AHORA esta situación!

Durante ocho años, Israel ha apretado las clavijas contra casi dos millones de palestinos en Gaza, una zona de 40 km de largo y muy densamente poblada. Israel ha cortado todo contacto entre Gaza y el mundo exterior. No se puede ir de visita allá. La gente no puede salir. Israel mata de hambre a la población e impide que siembre alimentos y pesque. Como resultado, más de uno de cada diez niños sufre desnutrición aguda y uno de cada cinco sufre anemia. El desempleo supera el 38%, lo que es mucho más alto que en Estados Unidos durante la Gran Depresión. Israel ha destruido el acceso de la población al agua potable y a la electricidad fiable.

Desde hace cuatro semanas, Israel ha estado pulverizando a los casi dos millones de palestinos que viven en Gaza con miles de bombas y misiles; ha destruido casas, hospitales y escuelas. Los habitantes de Gaza son refugiados de otras zonas de Palestina que ahora son parte de Israel. Las masacres y terror cometidos por Israel desde 1948 y en la limpieza étnica continuada en Palestina los han expulsado de sus hogares. Esta es la tercera invasión israelí a Gaza desde fines de 2008.

Estados Unidos apoya a Israel con miles de millones de dólares de “ayuda” al año, que en su mayoría van a parar a la genocida máquina de guerra de Israel. A cambio, Israel ha llevado a cabo el “trabajo sucio” del imperio estadounidense en el Medio Oriente y en todo el mundo, incluyendo en América Latina. De las manos de los gobernantes de Estados Unidos, así como de Israel chorrea la sangre del pueblo palestino.

¿Por qué los reaccionarios pueden justificar y apoyar cínicamente el ataque de Israel a Gaza afirmando que “Israel tiene derecho a defenderse”, y al mismo tiempo reducir a la categoría de “preocupante” la muerte de más de 1.800 palestinos? ¿Cómo puede significar algo el término “defensa propia” cuando se aplica a un Estado que mantiene un bloqueo sobre Gaza para castigar a toda la población, que anexionó a Jerusalén y que está redoblando la brutalidad de su ocupación militar a Cisjordania, a la que también está anexionando? Estas medidas, ilegales según el derecho internacional, serían consideradas una agresión si las llevara a cabo otro país. (Al amenazar con sanciones contra Rusia por lo de Crimea y el oriente de Ucrania, ¿EEUU no está acusándola de actividades como las de Israel?) ¿Dónde vemos la más mínima “preocupación” por justicia para Palestina? EEUU y otros países dicen que quieren intermediar por la “paz”, ¿qué tipo de “paz” ha habido para los palestinos desde que se fundó Israel?

Los objetivos que tiene Israel con la destrucción que ha hecho llover sobre Gaza son aplastar toda resistencia palestina y por supuesto todo tipo de oposición a la negación de los derechos nacionales de los palestinos sobre la que se basa la existencia de Israel.

A Israel, EEUU, y las potencias europeas les gustaría mantener el foco en Hamás, cuya meta es un gobierno religioso y no la liberación nacional, pero Israel ha construido un Estado definido por la religión y empezó su limpieza étnica de palestinos mucho antes de que el islamismo fuera el factor que es hoy, alentado por los crímenes sionistas y el apoyo de Occidente a estos. La esencia de lo que ocurre en esta situación no es un “conflicto entre judíos y musulmanes”. Israel no representa, para nada, una respuesta a la histórica opresión del pueblo judío; más bien es el producto del imperialismo que lo patrocina. Hamás y el fundamentalismo islámico no tienen nada de emancipador en absoluto, pero NO son la causa de esta masacre.

La clave para separar lo correcto de lo incorrecto en esta guerra es la naturaleza del Estado de Israel ahora y desde su creación en 1948. Para abrirse paso y crear otro camino, se requiere que la gente en el mundo se oponga a los crímenes de Israel AHORA. Tomar partido con el pueblo palestino contra este genocida asalto es una parte de desarrollar una verdadera revolución en Colombia. Y es parte de nuestra responsabilidad por la tal revolución en todo el mundo.


4 de agosto de 2014
Volver