¡Resistir la cruzada imperialista dirigida por Estados Unidos!
Todos con todo a las manifestaciones contra Bush en Berlín el 21,22 y 23 de mayo

El 22 y 23 de mayo, el Presidente George Bush, jefe supremo de los Estados Unidos del imperialismo (USI), visitará Berlín. Decenas de miles de personas harán manifestaciones contra Bush y lo que él representa: una cruzada mundial imperialista encabezada por Estados Unidos que está librando actualmente guerras en más de media docena de países y amenazando con ampliar este número aún más. El Movimiento de Resistencia Popular Mundial (MRPM) apoya estas protestas y está llamando al pueblo de toda Alemania y Europa a unirse a ellas.

Con el pretexto de "combatir el terrorismo", los más grandes bandidos y criminales en la historia mundial se han unido para aterrorizar al pueblo de todo el mundo. Reclaman el derecho al control absoluto sobre la gente, los recursos, los océanos e incluso el aire que todos respiramos. Reclaman el derecho a declarar a cualquier persona, movimiento, partido político e incluso a todo un país como "terrorista" y a someterle a castigo sumario, incluyendo ejecución por medio de asesinato, o en el caso de gobiernos o países a la "eliminación" -como un alto oficial del Pentágono la llamó--mediante bombardeo aéreo y/o invasión, incluyendo el uso de armas nucleares. Ellos han proclamado su derecho a establecer un "Nuevo Orden Mundial" en el que los intereses de ganancia de un puñado de grandes potencias justifica y exige un realineamiento de las relaciones de poder internacionales y el mayor y más comple­to sometimiento de la inmensa mayoría de las naciones y pueblos del mundo. Todos ellos han utilizado esta reaccionaria cruzada para aumentar la represión política dentro de sus países y dar mayores pasos en instituir medidas de Estado policíaco.

Los USI han declarado que en este "Nuevo Orden Mundial" sólo ellos tienen el derecho a tomar la decisión final sobre qué país debe ser el próximo invadido o destruido. Han declarado que sólo ellos decidirán cuándo y dónde a sus socios en el crimen se les permitirá unirse al saqueo y cuánto se le permitirá tomar a cada uno. Los USI proclaman abiertamente que ya no se someterán a ninguno de los tratados internacionales que han suscrito en el pasado: la Convención de Ginebra, el Protocolo de Kioto, el Tratado de Misiles AntiBalísticos, el Tratado sobre Armas Biológicas, etc. En resumen, han declarado su "derecho a la hegemonía global". Si bien las otras potencias gangsters principales (Rusia, Inglaterra, Alemania, Francia. etc) hacen "objeciones" sin mucho ánimo a las arrogantes proclamaciones de Estados Unidos, ellas ven que sus propios intereses residen en tomar parte en esta cruzada asesina.

El propósito del viaje de Bush a Europa es consolidar las filas de las potencias que conforman la cruzada y establecer diferencias sobre cuánta sangre se le permitirá beber a cada una: en Afganistán y Asia Central, y especialmente ahora en Palestina, cuyo pueblo está actualmente enfrentando los ataques asesinos del ejército israelí y otras fuerzas de la llamada Coalición Antiterrorista, y en Irak, que ha sido declarado como el siguiente de la lista a golpear.

Los imperialistas alemanes en particular han aprovechado la cruzada de la "Guerra contra el terror" para unirse una vez más a las primeras filas de las grandes potencias del mundo. El. Parlamento alemán estalló en un sonoro aplauso cuando una abrumadora mayoría votó por enviar "alemanes al frente" por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Comandos alemanes (los KSK, entrenados por los israelíes) están llevando a cabo operaciones secretas de escuadrones de la muerte en las montañas de Afganistán junto con las Fuerzas Especiales norteamericanas y británicas. La Wehrmacht alemana es la principal fuerza de ocupación en Kabul, la capital de Afganistán. Tanques alemanes especiales para guerra biológica han sido apostados en Kuwait como parte de la concentración de tropas para el ataque contra Irak, y buques alemanes están controlando las rutas marítimas a lo largo de las costas de Somalia y las entradas al Mar Rojo. Los gobernantes de Alemania han declarado su "solidaridad ilimitada" con los USI y la sanguinaria cruzada que están dirigiendo. Una vez más han lanzado su grito de batalla, "¡Alemania arreglará el mundo!" ("Am deutschen Wesen wird die Welt genesen!")

A esta cruzada imperialista asesina encabezada por Estados Unidos hay que oponérsele y detenerla. Esto requerirá resistencia global. Sólo las luchas de los pueblos del mundo unidas a nivel internacional pueden lograr esto. El MRPM se unirá a las manifestaciones y otras acciones en Berlín como parte de construir esta resistencia y lucha mundial. ¡Llamamos al pueblo de todas las nacionalidades y procedencias étnicas, de todas las edades y posiciones sociales a unirse a nosotros y a las decenas de miles de otros en las calles de Berlín del 21 al 23 de mayo!

¡Ayudemos a construir el Movimiento de Resistencia Popular Mundial! - El Movimiento de Resistencia Popular Mundial se está formando para ayudar a que las luchas de todo el mundo confluyan en un poderoso torrente. El MRPM proporciona un medio internacional para promover y facilitar la unidad mundial contra nuestro enemigo común. El centro hoy tiene que ser oponerse a la cruzada imperialista llevada a cabo bajo el lema de la "guerra contra el terrorismo". El MRPM no busca suplantar ni competir con ninguna otra organización popular a nivel nacional ni internacional. Todos los que están del mismo lado de las barricadas son bienvenidos. Ayudemos a formar ramas del MRPM en todos los países, conformándolas con individuos, círculos, asociaciones y partidos políticos. ¡En Norte y Sur, Oriente y Occidente, unirlas luchas populares!

 

Comité Provisional de Organización,
Movimiento de Resistencia Popular Mundial

Volver