-Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar-
Israel: No "retrocede" en ninguna política

9 de junio de 2008

La semana pasada reporteamos que los Estados Unidos ha cancelado las becas Fulbright concedidas a siete estudiantes palestinos de Gaza a quienes el Departamento de Estado considera futuros líderes potencialmente amigables del imperio. Israel se ha rehusado a dejarlos salir como parte de una política de Estado de negar visas de salida a todos, solo a los más enfermos.

Desde entonces ha sido aclamado en los medios que Israel retrocedió en su posición bajo presión de Washington. Realmente, Israel le permitió a cuatro de los estudiantes viajar a Tel Aviv a la embajada norteamericana para solicitar visas. Se les ha negado el permiso para salir de Gaza a dos estudiantes. A un séptimo se le ha dado una visa de salida israelí pero en la frontera no lo dejan pasar. Hasta el 9 de junio esta situación permanece sin cambiar.

“Vamos a dejar salir a los estudiantes, pero en números reducidos”, anuncia un alto funcionario israelí, citado el 6 de junio en el International Herald Tribune. “No estamos hablando de cientos”. Hasta el año pasado, a cerca de 700 estudiantes de Gaza se les negó el permiso para asistir a universidades extranjeras donde fueron admitidos o están ya matriculados, de acuerdo al Centro Palestino de Derechos Humanos. Casi todos tienen becas que Israel no les permitirá usar.

Además, el procedimiento que Israel anunció para dejar salir a estos “números reducidos” implica someter a los estudiantes a dos niveles de control político: primero, funcionarios de la Autoridad Palestina en Cisjordania eliminarán a aquellos que no aprueben, entre ellos los presuntos sospechosos de simpatizar con su rival, Hamás. Esta medida tiene el claro propósito de dar un paso más para establecer la Autoridad Palestina dirigida por al-Fatal como administradores locales para los sionistas. Segundo, la policía israelí será quien decida quién permanece encerrado en Gaza, según su propio criterio político.

El tan resonado “cambio de posición israelí” no representa ningún cambio.

Llámalos “torturadores” y te amenazan con la tortura

En tanto, el Servicio Noticioso de la semana pasada reporteó sobre un memorial entablado por el grupo Médicos Israelíes por los Derechos Humanos en apoyo a una demanda contra el gobierno israelí por una docena de gazanos seriamente enfermos, que pide que la corte ordene que el gobierno israelí los deje salir para tratamiento médico en el extranjero. El grupo critica a Israel de “tortura” por oficialmente dar visas de salida a algunos muy enfermos y luego no dejarlos cruzar la frontera. En un aparente acto de represalia, la policía política de Israel, la Shin Bet, tristemente célebre por proclamar que es su deber torturar a prisioneros, detuvo a un alto funcionario del grupo, dijo el periódico israelí Ha’aretz el 3 de junio. El médico, un palestino con ciudadanía israelí que vive en Israel, está a cargo del programa de la clínica médica móvil del grupo en Gaza. Dijo que ya no se le permitiría entrar a Gaza si continuara haciendo “declaraciones políticas”. La policía también pidió información sobre los empleados, miembros y donantes de la organización.

El 6 de junio, la policía de Israel atacó una protesta contra el muro que encierra Cisjordania. Estas protestas se dan todas las semanas en el pueblo de Bi’ilin. Entre los cinco heridos estaban el vicepresidente del Parlamento Europeo, un juez italiano y Mairead Corrigan Maguire, una ganadora del premio Nóbel de Irlanda del Norte y una figura prominente del Concilio Mundial de las Iglesias. Estos dignatarios asistían a una conferencia internacional sobre la resistencia no violenta. Los otros dos heridos eran palestinos. El 8 de junio la policía israelí atacó otra protesta en el pueblo cisjordano de Na’alin. Se informó de 8 israelíes heridos.

En mayo una delegación de miembros del Parlamento alemán tuvieron que salir de Cisjordania cuando los rodeó una turba de violentos colonos israelíes. La policía israelí se rehusó a intervenir.

Estos incidentes han llegado a conocerse porque el blanco eran personas prominentes, estudiantes universitarios y profesionales, etc. Como Israel cree tan abierta y ciegamente en la violencia y la amenaza de violencia contra tales personas, estos informes arrojan luz sobre las políticas que tienen consecuencias mucho más drásticas para los palestinos comunes en Cisjordania y en Gaza. La desesperación general, y la furia, son tan grandes en Gaza que Egipto está tomando medidas contra lo que teme podría ser otra salida masiva de palestinos en contra del muro de hierro que Israel levantó a lo largo de la frontera gazana con Egipto, con o sin la ayuda de Hamás, que trató de usar al pueblo como peones cuando en enero cientos de miles de personas cruzaron por boquetes en el muro.

Israel, los Estados Unidos y Obama

Muchas personas se preguntan si la candidatura de Barack Obama a la presidencia de los Estados Unidos abrirá la posibilidad de algún cambio del apoyo total de Washington a Israel y a todo lo que hace. En su primera aparición después de amarrar la nominación del Partido Demócrata, Obama anunció: “Déjenme aclarar esto, la seguridad de Israel es sacrosanta”. Agrega: “Jerusalén permanecerá como la capital de Israel y esta es indivisible”. Anteriormente, los Estados Unidos no reconocían el derecho de Israel a anexar a la ciudad palestina que tomó en 1967. Como se supone que el futuro estatus de Jerusalén sea un tema central en las reñidas conversaciones sobre la “hoja de ruta” patrocinadas por la Autoridad Palestina, Israel y Estados Unidos, Obama encabronó y humilló a los “socios de paz” de Israel anunciando lo que él considera el resultado de estas llamadas negociaciones decidido con anterioridad. La Autoridad Palestina cree que aceptar la “hoja de ruta”, ahora con el apoyo de todo el establecimiento político de Estados Unidos, le dejaría al menos una pequeña parte de lo que fue una vez la capital palestina.

Obama también dijo: “Haré todo lo que pueda para impedir que Irán obtenga armas nucleares, todo”. A esto le hizo eco unos días después un líder del partido oficialista Kadima y anterior ministro de Defensa israelí, Shaul Mofaz, quien dice que considera que el bombardeo de Irán es “inevitable”, no debido a un ataque de Irán sino al programa nuclear de ese país.

Con mayor frecuencia, se nos presentan públicamente escenarios en los cuales se retrata un ataque sobre Irán como la defensa de Israel. En realidad, el propósito principal de tal ataque, sea a iniciativa de Estados Unidos o de Israel, sería para beneficiar los intereses estratégicos norteamericanos en la región y en el mundo. Pero aun así, los incidentes tales como los arriba mencionados dicen mucho acerca del verdadero y vil contenido de las amenazas de Estados Unidos a Irán, su apoyo a Israel y el uso del Estado sionista no solamente como su principal bastión armado en el Medio Oriente sino también como un pretexto para escalar la violencia.

 

Volver